Trastorno narcisista de la personalidad

Trastorno narcisista de la personalidad

Las personas con trastorno narcisista de la personalidad normalmente muestran una falta de capacidad para identificarse con los demás y un sentido inflado de auto importancia. Está estrechamente relacionado con el egocentrismo, una característica de la personalidad en la que las personas solo ven sus intereses y opiniones como los únicos que realmente importan.

¿Qué es el trastorno narcisista de la personalidad?

El trastorno narcisista de la personalidad es un diagnóstico psiquiátrico asociado con una autoimagen distorsionada, emociones inestables e intensas, preocupación excesiva por el prestigio de la vanidad, el poder y la adecuación personal, la falta de empatía y un sentido exagerado de superioridad.

Las características del trastorno narcisista de la personalidad son la grandiosidad, la falta de empatía hacia otras personas y la necesidad de admiración. Las personas con este trastorno con frecuencia se describen como arrogantes, egoístas, manipuladoras y exigentes. También pueden concentrarse en fantasías grandiosas (por ejemplo, su propio éxito, belleza, brillantez) y pueden estar convencidos de que merecen un trato especial. Estas características generalmente comienzan a principios de la edad adulta y deben ser consistentemente evidentes en contextos múltiples, como en el trabajo y en las relaciones.

  • Las personas con trastorno narcisista de la personalidad creen que son superiores o especiales, y con frecuencia tratan de relacionarse con otras personas que creen que son únicas o tienen talento de alguna manera. Esta asociación mejora su autoestima, que suele ser bastante frágil por debajo de la superficie.
  • Las personas con trastorno narcisista de la personalidad buscan admiración y atención excesivas para saber que los demás piensan muy bien de ellos.
  • Las personas con trastorno narcisista de la personalidad tienen dificultades para tolerar la crítica o la derrota, y pueden sentirse humilladas o vacías cuando experimentan una “lesión” en forma de crítica o rechazo.

Rasgos o síntomas del trastorno narcisista de la personalidad

El trastorno narcisista de la personalidad está indicado por cinco o más de los siguientes síntomas:

  • Exagera la importancia propia.
  • Está preocupado con fantasías de éxito, poder, belleza, inteligencia o romance ideal.
  • Considera que él o ella es especial y solo puede ser entendido por otras personas o instituciones especiales.
  • Requiere atención constante y admiración de los demás.
  • Tiene expectativas poco razonables de un tratamiento favorable.
  • Se aprovecha de los demás para alcanzar sus propios objetivos.
  • Desatiende los sentimientos de los demás, carece de empatía.
  • A menudo siente envidia de los demás o cree que otras personas le envidian.
  • Muestra conductas y actitudes arrogantes.

De 50 a 75 por ciento de las personas diagnosticadas con trastorno narcisista de la personalidad son hombres. Además, es común que muchos adolescentes muestren las características enumeradas anteriormente; esto no indica que luego desarrollarán un trastorno narcisista de la personalidad.

Causas

Las causas del trastorno narcisista de la personalidad aún no se conocen bien. Se cree que los factores genéticos y biológicos, así como el medio ambiente y las experiencias de la vida temprana juegan un papel en el desarrollo de esta condición.

Tratamiento

El tratamiento del trastorno narcisista de la personalidad puede ser un desafío porque las personas con esta condición presentan una gran cantidad de grandiosidad y actitud defensiva, lo que les dificulta reconocer problemas y vulnerabilidades.

No hay cura conocida para trastorno narcisista de la personalidad. Con la psicoterapia, el individuo puede llegar a comprender qué causa sus problemas y aprender a relacionarse más positivamente con los demás.

Esto puede provocar un cambio en las actitudes, lo que resulta en un comportamiento más constructivo. Puede ayudar a la persona a desarrollar su autoestima y adquirir expectativas realistas de sí misma y de los demás.

La terapia cognitiva conductual, la terapia familiar o la terapia grupal son tipos de psicoterapia. La terapia cognitiva conductual ayuda al paciente a identificar las creencias y conductas negativas, a fin de reemplazarlas por otras positivas y saludables.

La medicación puede ayudar con algunos de los aspectos más angustiosos de la condición.

Deja un comentario